permalink

off

Cómo Funciona un Panel Solar

Las celdas o placas solares son el medio habitual de captación solar y están compuestas generalmente de silicio cristalino y arseniuro de galio. Expuesto a la luz solar directa, una celda de seis centímetros de diámetro fabricada con silicio puede producir una corriente de 0,5 voltios. Asimismo, si una cuarta parte de las cubiertas de una ciudad estuviera rematada por paneles solares de este tipo, éstos proporcionarían energía de abastecimiento suficiente para todos.

Los dispositivos fotovoltaicos más comunes se aplican bajo una sola juntura con el fin de crear un campo eléctrico. No obstante, la reacción de las celdas de este tipo está limitada a la porción del espectro solar cuya energía supera la del espacio intermedio del material absorbente. Así, los fotones con energías más bajas pierden cualquier tipo de trascendencia.

como funciona un panel solar

Para solucionar esta problemática, está proliferando el uso de dos o más celdas diferentes, aumentando el espacio de banda y las junturas con el propósito de generar voltaje. Estas celdas ‘multijuntura’ están obteniendo mayor eficiencia porcentual en la conversión energética, ya que sacan partido de una fracción mayor del espectro luminoso.

Con el fin de aprovechar al máximo la energía solar, existen tres sistemas más o menos extendidos en la actualidad como los más apropiados. El más convencional es el calentamiento de agua, capaz de aportar calor y refrigerar, y que funciona normalmente mediante colectores planos y tubos de vacío. Este dispositivo sigue lejos de normalizarse en los hogares, aunque ya ha demostrado sus cualidades ahorrativas.

Además, el ser humano recolecta la radiación solar para la producción de electricidad, sacando partido del efecto fotovoltaico. Éste dice que un fotón lumínico es capaz de alterar el estado de algunos materiales hasta el punto de crear una corriente eléctrica y suministrar energía eléctrica. Para almacenar sus cualidades es recomendable instalar células y paneles fotovoltaicos en abundancia.

Como último modo de rentabilizar la radiación solar cabe destacar la edificación bioclimática, una arquitectura sostenible muy en boga entre los profesionales más concienciados del sector. Desde los planos, los arquitectos diseñan la estructura con el objetivo de sacar el máximo partido a la temperatura del entorno, estableciendo niveles de comodidad térmica óptimos para la habitabilidad.


No se permiten comentarios