permalink

0

¿Por qué elegir un termo eléctrico?

Para obtener agua caliente en un hogar se necesita o un calentador o un termo eléctrico. El primero producirá agua caliente de forma instantánea y por el contrario, el segundo lo hará mediante un sistema de acumulación del agua caliente.

Y es que para los que no lo saben,  en un termo eléctrico se trata un recipiente que sirve para contener y almacenar el agua. En la parte inferior tiene una resistencia eléctrica que será la que, mediante el consumo de electricidad, convertirá la energía eléctrica en calor, y se conservará hasta su consumo. El objetivo es calentar el agua desde la temperatura de entrada de la red hasta la programada por el usuario por un termostato, y luego su mantenimiento y recuperación cada vez que abramos el grifo del agua caliente.

termo-placas-solares-agua-caliente

La capacidad del depósito puede estar entre 30 y 100 litros para una vivienda, que dependerá de los metros de ésta, y del uso que le vayas a dar al agua, y sólo funcionará por electricidad.

Ventajas

  • No necesita hacer la instalación de gas, ni revisiones periódicas de gas como el calentador
  • Evitarás, en caso de usar gas butano, quedarte sin agua caliente a mitad de la ducha si se te acaba el gas.
  • No necesita ventilación ni salida de gases.
  • Si usas la vitro en casa para cocinar, eliminarás una factura, la del gas, y te quedarás sólo con la eléctrica.
  • La temperatura del agua permanecerá constante, y no tendrás que esperar a que el calentador caliente el agua para ducharte. Evitarás estar pendiente de cuando se calienta el agua y que a mitad de la ducha ya no produzca agua caliente
  • Es totalmente compatible y fácilmente combinable con otros dispositivos generadores de energía. Y es que los termos eléctricos para placas solares como los de Ferroli, son ideales para trabajar con energía solar, con el que conseguiremos un mayor ahorro energético, y sobre todo una mayor seguridad y comodidad, ya que se asegura una estabilidad de temperatura precisa y constante, que facilitará el uso del agua sanitaria.

Inconvenientes

  • La cantidad de agua es limitada a la capacidad del depósito, que como ya comenté arriba varía entre los 30 y los 100 litros. Una vez que se termine el agua, tendremos que esperar a que se vuelva a calentar el agua de su interior.
  • El espacio dependerá de la capacidad del depósito, con lo que a mayor capacidad, mayor será el espacio que deberemos destinar a dicho termo.

Deja un comentario

Los campos obligatorios se han resaltado *.